Hoja de ruta

Ignacio Martínez

¡Cuidado con el MP3!

LAS autoridades sanitarias advierten que los MP3 pueden ser dañinos para la salud. Si se escucha la música a un nivel demasiado elevado, por encima de los 89 decibelios, puede producir problemas auditivos, según contaba ayer este diario. Se trata de unas autoridades sanitarias nuevas; los miembros de un comité científico, de nombre singular, creado por la Comisión Europea para los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados. A pesar de su juventud, el Ccrseri es escasamente moderno: sólo una de sus once miembros es mujer. Y es poco paritario en otros aspectos. Hay dos suecos, dos británicos y dos franceses, acompañados por un holandés, un polaco, un danés que trabaja en Francia, un suizo, para que se vea que no se discrimina a científicos no comunitarios, y la austriaca que delata la corta cuota femenina de este comité. Sólo siete de los 27 socios de la UE están representados.

Pero, aunque no sea paritario, el comité en cuestión pone el dedo en la llaga de uno de los inconvenientes de la vida moderna. Una conversación normal se mantiene a unos 60 decibelios. Una discoteca puede producir un nivel sonoro de más del doble. Si se escucha música en un MP3 a 100 decibelios durante un cuarto de hora se pierde un 20% de capacidad auditiva, aunque los jóvenes pueden recuperarla. La comisaria encargada de la protección de los consumidores, la búlgara Meglena Kuneva, ha advertido del serio riesgo para la salud de los usuarios que supone escuchar música a toda pastilla. El grupo de riesgo no está compuesto por dos o tres: puede llegar a 10 millones de personas.

Es un consuelo leer estos datos elaborados por los científicos, porque vas en el tren y te toca un jovencito mp3adicto tres filas detrás y se escucha como un cañón en pon POM pon POM pon POM del ritmo de la música que oye la criatura. Ahora sabemos que no sólo está molestando al vecindario sino que se está echando abajo el pabellón auditivo. Claro que el caso que le hacemos a las autoridades sanitarias, jóvenes o mayores, es más bien escaso. Hay chistes sobre los paquetes de tabaco que llevan la leyenda de que fumar causa impotencia; los muy machos prefieren que les den el letrero de que mata o produce cáncer. El tabaco causa más de 60.000 muertos en España al año, pero el personal sigue fumando.

Recuerdo una rueda de prensa en Bruselas del ministro de Sanidad del Gobierno español, cuando la UE prohibió en los 90 la publicidad del tabaco en televisión, incluido el patrocinio de eventos deportivos como la Fórmula 1. Entre calada y calada los colegas preguntaban el dato preciso de cuántos muertos producía el tabaco al año en Europa: "medio millón de personas" repetía el ministro envuelto en una nube de humo. A ver si hay más suerte con los riesgos sanitarios emergentes y recientemente identificados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios