Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Daniel Alves y la lluvia de títulos

La elocuente despedida del bahiano providencial la otra noche abre una brecha de inquietud en los sevillistas

SONÓ a despedida definitiva lo de Alves antier noche en la gran fiesta de Kanoute. Sonó claramente a despedida y sin que en el Sevilla se haya dicho la última palabra, que la última palabra en este asunto no la tiene nadie más que el Sevilla Fútbol Club. Y muy seguro mostró estar el bahiano cuando fue relevado por Adriano, por lo que no ha lugar a tipo alguno de especulación. Además, la rumorología procedente de Barcelona ha ido creciendo de forma progresiva y se dan cifras, datos, todo lo que suele darse cuando surge algún vendo, compro o cambio de este tenor para que la cosa parezca de una credibilidad considerable.

Es prácticamente seguro que el partido en el campo del Betis fue el último de Alves con la camiseta que lo proyectó al estrellato. Él quiere irse y bien que lo proclama cada vez que le dan ocasión, por lo que raro sería que fuese retenido un año más contra su voluntad. El Sevilla, mientras tanto, calla sin que tenga que darse la premisa de que quien calla otorga. Los indicios de que este grandísimo futbolista se va son indiscutibles, pero nada podrá elevarse a definitivo hasta que Del Nido, el Sevilla, den el O.K. a la operación. Y a partir de ahí, la pregunta, inquietante por cierto, es la de que si la marcha del brillantísimo futbolista es buena o mortal para el Sevilla.

He ahí la cuestión, ¿qué representaría para el futuro de un club en expansión la marcha de su jugador más importante? Hasta ahora, todo lo que el Sevilla traspasó redundó beneficiosamente en la andadura del club. Es más, con Reyes, Sergio y Baptista, el Sevilla no ganó nada. Fue a partir de sus traspasos y de un considerable fortalecimiento de la tesorería cuando empezó a hacerse el overbooking en la sala de trofeos. Alves fue piedra angular del edificio que tanto lustre le ha dado al historial sevillista, conque a ver qué consecuencias arrastra una operación como ésa. En Barcelona la dan por hecha, en el Sevilla callan, ¿quién calla otorga?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios