Hoja de ruta

Ignacio Martínez

Debate nuclear oportuno

LA Comisión Nacional de la Energía ha aprobado una subida de la tarifa de la luz del 11,3 por ciento, a partir del 1 de julio. Menos los pisos, todo sube y la electricidad no se queda atrás. Coincide la noticia con otra que destacaba ayer este diario: Zapatero rechaza abrir un debate sobre la energía nuclear pedido por Chaves. El marketing verde entonará la voz de alarma, pero celebro que el presidente de la Junta, hombre que peca de prudente por lo general, se atreva a plantear algo evidente: si queremos una energía relativamente barata y con un suministro estable, además de pensar en la eólica, solar o de biomasa, habrá que plantearse si apostamos por una tecnología moderna, como la que se está utilizando en Finlandia para construir la más importante central nuclear del mundo.

El profesor Lozano Leyva lo planteó en una Tribuna, publicada en este diario en enero, y que les invito a buscar en alguno de nuestros nueve periódicos; por ejemplo en http://www.eldiadecordoba.es/article/opinion/35166/andalucia/nuclear.html. El artículo de este catedrático de Física atómica con larga militancia en el campo de la izquierda contradice uno de los mitos izquierdistas. Lozano aventuraba que Zapatero anunciaría pronto que se abría un período de estudio de centrales de última generación. Ha fallado por poco; quien lo que planteado ha sido el presidente del PSOE y no su secretario general.

La central nuclear de Olkiluoto-3 es el buque insignia del llamado renacimiento nuclear. La levanta en Finlandia la multinacional pública francesa Areva, con la alemana Siemens. Es la primera central que se construye en Europa desde hace 15 años y Francia ya ha encargado otra en Flamanville (Normandía), con la misma tecnología. El cliente finlandés es TVO, que explota dos reactores nucleares y en 2003 encargó el tercero a Areva/Siemens. El montante global de la construcción se calculó en 3.000 millones de euros. Greenpeace ha criticado los permanentes retrasos, sobrecostes y defectos de diseño del proyecto. A todos nos gustan más las energías limpias, a las que se dedica ya un tercio de las nuevas empresas de Silicon Valley. La leyenda negra de las nucleares, además, se ha alimentado en España con la reciente fuga radiactiva en la central de Ascó (Tarragona), propiedad de Endesa e Iberdrola. Sobre todo por las torpezas en su detección y falta de transparencia. Pero con el petróleo disparado de precio, con existencias limitadas y unos derivados tan contaminantes, el debate nuclear es oportuno.

Esta discusión que propone Chaves hay que hacerla en el ámbito europeo. La UE tiene que definir su política energética y su estrategia nuclear. No tiene sentido que Francia pueda construir centrales en nuestra frontera, con todos los riesgos, y nos exporte electricidad, mientras aquí porfiamos sobre galgos y podencos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios