la esquina

José Aguilar

Debates en Canal Sur

CUANDO estuve en los Servicios Informativos de Canal Sur sufrí una denuncia extravagante del principal partido de la oposición ante la Junta Electoral. Pretendió, inútilmente, el PP que el programa de la noche electoral andaluza de 1996 no comenzase a las 19:45, como se suele hacer en todas las cadenas de televisión, públicas y privadas, sino a las 20:00, una vez cerrados los colegios electorales.

El argumento que servía de base a este intento de veto y manejo de la televisión pública era más bien absurdo y ridículo: los reclamantes estimaban que durante ese cuarto de hora en el que las emisoras simplemente presentan sus dispositivos informativos y adelantan lo que van a ofrecer a los espectadores en realidad lo que maquinábamos los responsables era influir en el voto de la gente a favor del partido que gobernaba la Junta. La denuncia quedó en nada, claro, pero sirve para ilustrar cómo conciben los partidos la información política y cómo utilizan a los profesionales en cuanto tienen la menor oportunidad.

Lo cuento porque el actual director general de Canal Sur ha presentado en el consejo de administración de la empresa sus planes para la campaña electoral del 25-M que comienza la semana próxima, y ya han sido rechazados por los representantes del PP, con la abstención de IU. La propuesta del director general es bastante normal: un debate en radio y televisión cara a cara entre Griñán y Arenas -los dos únicos aspirantes con posibilidades reales de ser presidente de Andalucía-, otro debate entre los candidatos de los tres partidos parlamentarios (los dos citados y Diego Valderas), cuatro debates de carácter temático y ocho territoriales, uno por cada provincia, además de la emisión en diferido de los grandes mítines de los citados tres partidos con escaño en el Parlamento que ahora acaba su cuatrienio. También habrá entrevistas con los cabezas de lista.

Lo harán mejor o peor, pero cabe destacar que la cobertura es bastante completa, incluso excesiva, salvo por el hecho de que se priva de presencia, o se reduce mucho, a organizaciones que bien podrían obtener diputados el 25-M (UPyD y Partido Andalucista). Estoy seguro, no obstante, de que el PP, donde los hay ansiosos por ocupar Canal Sur, encontrará motivos para impugnarla. De hecho, ya digo, han rechazado la propuesta. Claro que algunos, dentro de la RTVA, hacen lo posible por potenciar los recelos del Partido Popular. En dos programas informativos del día 21 de febrero se dijo que "en Sevilla, a las ocho de la noche, habrá concentración ante la sede del PP en la calle San Fernando" en protesta por la actuación policial de Valencia. La Junta Electoral ha reñido a Canal Sur por vulnerar la neutralidad informativa con este llamamiento espurio a una manifestación. Ahí acertó el PP.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios