La ciudad y los días

Carlos Colón

Defensa armada catalana de España y la paz

CARMEN Chacón ha dicho, en sus primeras declaraciones, que se siente orgullosa del trabajo de los militares "que defienden la paz y la legalidad en el mundo". Tiene razón, por supuesto, y veinticuatro siglos lo confirman: que las armas defienden la paz se sabe desde que en el De re militari, a finales del siglo IV antes de Cristo, se escribió: "Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum" ("Así quien desee la paz, se debe preparar para la guerra"). Tiene razón, pues, si no olvida que hay muchas formas de defender la paz y la legalidad; y que la propia de los ejércitos es hacerlo estando preparados para la guerra.

Todos, salvo quienes carecen de compasión y escrúpulos, aman la paz y la legalidad. Pero unos las defienden de una forma y otros de otra. La aman y defienden por igual jueces y policías, pero los primeros la defienden con la ley y los segundos con las armas: y la ley necesita tanto de las armas, para proteger a la sociedad de los delincuentes, como las armas necesitan de la ley para evitar todo abuso. De la misma forma aman por igual la paz y la legalidad constitucional los políticos y los militares, pero los primeros la defienden en el parlamento y los segundos estando siempre dispuestos para -como se dice en el articulo 8 del Título Preliminar de la Constitución- "garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional".

Felipe González representó, y espléndidamente, algo que la anomalía dictatorial había confundido: amar la paz y ser de izquierdas no significa ser antimilitarista. Recuérdese el giro razonable de González desde su oposición a la entrada de España en la OTAN en 1981 a su apoyo a permanecer en ella en 1986. El nombramiento de Carmen Chacón como ministra de Defensa, del que se puede sospechar que haya supeditado la idoneidad al espectacular efecto mediático, podría ser un paso adelante en esta normalización que otros países de más larga tradición democrática viven sin conflicto. ¿Que es mujer? También son ministras de Defensa la checa Vlasta Parkanova, la islandesa Ingibjörg SolIrun Gísladottir y la noruega Anne-Gret Strom-Erichsen; y lo fue hasta el pasado mayo la francesa Michèle Alliot-Marie. ¿Que es catalanista? Nada malo hay en ello y mucho de bueno puede haber en integrar a catalanistas no independentistas en proyectos nacionales. ¿Que es amante de la paz? Pues le toca defenderla en la frontera que separa la política de las armas.

En cuanto a que esté embarazada, ha hecho que se quiten la máscara los machistas de la derecha más rancia a base de chistes de taberna.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios