Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Demasiado gol con la mano

No se recuerda una temporada como ésta en el apartado de la mayor irregularidad, la de jugar con la mano

INDUDABLEMENTE estamos viviendo la temporada de las irregularidades más aparatosas que se recuerda. Demasiadas infracciones en un fútbol que pasa por ser de las mejores del planeta y eso va en detrimento de su credibilidad. Antier se marcó otro gol en el que la mano fue clave para cantarlo. Por cierto, resulta curioso cómo viaja la subjetividad en el puente aéreo, cómo lo que se denuncia en Madrid pasa desapercibido en Barcelona y al revés, que nada es verdad ni es mentira, que todo es según el color del cristal con que se mira. Y el gol de Xavi, como todos los ilegales, se ha contemplado desde una gran variedad cromática.

Demasiadas manos de Dios en lances importantes en un fútbol de la prosapia del nuestro. Sobredosis de errores arbitrales, de errores humanos que, por ende, debieran ser subsanables. Botines tan suculentos como los que se libran en esta Liga no pueden estar tan en manos de gente que se equivoca tanto. Reconozco la dificultad del arbitraje, pero alguna forma habrá de arbitrar, sirva la redundancia, para que se acaben de un plumazo tanto gol con la mano como está proliferando en este curso. Iturralde estaba bien situado para haber visto que Eto'o se ayudaba de la mano para ganar la pelota y es una pena que el único que no lo vio fue él, el que más cerca estaba.

No es cuestión de desempolvar ilegalidades que a la larga fueron decisivas para decantar un marcador. Si Maradona decidió un Mundial con ayuda de una mano, a qué recordar manotazos como aquel de Kun Agüero, o el de Luis Fabiano que no vio Undiano, qué más da. Lo importante es que no es lógico que se decida tanto como se decide de forma irregular. Y lo que más choca es que no se sepa a posteriori si el árbitro que erró ha recibido castigo alguno. En un mundo tan seguido como el del fútbol, no tiene lógica alguna que se oscurezca el escaparate donde se exhibe el árbitro. Que el error humano no tendría por qué quedar impune, ni muchísimo menos

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios