El tránsito

Eduardo Jordá

¿Derecha o izquierda?

CADA vez me cuesta más tomarme en serio a la gente que habla de derecha e izquierda sin matizar los conceptos. Desde hace un tiempo, esos conceptos se han difuminado o se han vuelto equívocos, y me temo que las frases dogmáticas, del tipo "Esas medidas son propias de la derecha", o bien "esas son las tonterías habituales de la izquierda", se han quedado tan desfasadas como aquellos jinetes polacos que cargaron a caballo contra una columna de tanques. Si lo pensamos un poco -aunque pensar es una tarea molesta y a veces decepcionante-, cualquiera podrá ver con claridad que es muy difícil establecer qué es derecha y qué es izquierda.

Para empezar, las cosas han cambiado mucho en estos últimos veinte años. Las clases sociales, que eran la unidad de medida de la ideología política (las políticas que favorecían a los obreros se consideraban de izquierda, y al revés), ya no son tan nítidas e impermeables como lo eran hace cincuenta años. Tampoco sigue siendo vigente la ley social que funcionó al menos desde comienzos del siglo XIX hasta finales del siglo XX, según la cual la preparación educativa y profesional de una persona le garantizaba un mayor nivel económico y una mejor posición social. Ahora ya nada es así. Un albañil sin cualificación alguna puede -y suele- ganar mucho más que un médico de la Seguridad Social. Y cualquier chikiliquatre televisivo (cómico, imitador, chismoso o simplemente sinvergüenza o falsario) suele ganar diez veces más que un físico nuclear, aunque con toda probabilidad no haya sido capaz ni de terminar la ESO.

Por eso digo que estoy un poco harto de las simplificaciones ideológicas. Un concejal de Izquierda Unida en el País Vasco que se abstiene en una votación de censura contra una alcaldesa filoetarra (es decir, representante de una ideología de la más abyecta extrema derecha), ¿qué es, de derechas o de izquierdas? Y alguien que defiende, en nombre de la igualdad y de la no discriminación, al alumno que molesta a los demás alumnos e insulta a los profesores, ¿qué es, de derechas o de izquierdas? Y uno de esos candorosos magistrados que sostienen que el actual sistema judicial es demasiado punitivo (así lo definen), por lo cual se debería favorecer aún más a los delincuentes en vez de a sus víctimas, ¿qué es, de derechas o de izquierdas?

Después de mucho pensarlo, yo sólo he conseguido ver un punto en el que aún se puede detectar con nitidez la línea divisoria entre derecha e izquierda. Quien defienda a capa y espada el mejor funcionamiento posible de la Enseñanza, la Sanidad Pública y la Justicia, esa persona sí que es de izquierdas. Ahora bien, no parece que Enseñanza, Sanidad y Justicia estén viviendo sus mejores momentos. ¿O sí?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios