El casco antiguo de la ciudad vuelve a la normalidad. En la plaza de San Francisco, lugar emblemático de la Semana Santa y el sitio más complicado en el desmontaje de las tribunas, se trabaja a marchas forzadas para retirar los muchos kilos de hierro y madera que la ocupan.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios