Pantalla táctil

Helena Arriaza

Desorientados entre Norte y Sur

LA televisión española ha vuelto a caer en el tópico español. A los que defendemos la ficción nacional tanto en cine como en televisión nos resulta complicado tener argumentos cuando se estrenan series como Buscando el Norte. La apuesta de Antena 3 para los miércoles por la noche es, junto a Chiringuito de Pepe y Gym Tony, de lo peor que hay ahora mismo en televisión. Antes de ver el primer capítulo, cuando la cadena de Atresmedia anunció su nuevo producto, se veía venir que iba a ser una imitación de la película Perdiendo el Norte. Con diferentes actores pero con un argumento similar. El productor de la serie asegura que antes de que se estrenase la cinta en 2015 la idea de la serie ya estaba propuesta a Antena 3 y que Buscando el Norte no tiene nada que ver con Perdiendo el Norte. Pero eso es lo de menos. No importa que una se creara antes y otra después o que el nombre solo se diferencia en una palabra. Aunque esta serie hubiera partido de cero y sin ninguna película que recordase a ella el resultado sería igual de malo. Hay veces que es mejor ver al menos dos capítulos de un producto televisivo para tener una opinión más formada, pero con la serie protagonizada por Antonio Velázquez y Belén Cuesta el primer capítulo fue suficiente para ver que en vez del norte lo que van a encontrar es el sur, cuesta abajo y en picado.

Desde el primer minuto de emisión daban ganas de cambiar de canal. Con un comienzo al estilo Españoles por el mundo ya se intuía lo cutre que iba a ser la serie. Las tramas se resumen en los hermanos que tienen que emigrar de España para encontrar trabajo, el despido en nuestro país, el cierre de negocios por culpa de la crisis, los padres que no aceptan la homosexualidad de su hija, los conflictos por los repartos de herencia, padres que tienen que dejar a sus hijos para ganarse la vida lejos de España, padres frustrados por no encontrar trabajo, el amigo que engaña haciendo creer que tiene un trabajo envidiable y vende salchichas en la calle… Historias con las que todos los espectadores se pueden sentir identificados pero que al ser tantas saturan.

Son tramas demasiado utilizadas en la ficción y ya es momento de cambiar. Además aburren, porque pese a que el humor se pretende, brilla por su ausencia. Por si esto fuera poco el intento por hacer cosas diferentes no ha funcionado. Solo hay que ver los gráficos de whatsapp que se utilizan para ver lo rancia que puede llegar a ser una serie española. Y eso que el elenco de actores no está del todo mal. Goizalde Núñez, Fele Martínez, Belén Cuesta, Antonio Velázquez o Jorge Bosch han participado en series muy recordadas, pero esta vez no interpretan su mejor papel por mucho que lo intenten. Por ser la novedad la semana pasada audiencia eligió la serie como primera opción, pero seguro que esta semana Bertín vuelve a lo más alto y Buscando el Norte empieza su camino al sur.

Al menos la serie tiene algo único, que los espectadores podemos disfrutar de Berlín.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios