Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Día de rumores confirmados

Aquellas noticias que surgían en el invierno sobre ciertos futbolistas que acababan contrato hoy son realidad

AMANECE julio y será éste un día de noticias largamente anunciadas. Noticias que empezaron como rumor allá por el invierno y que hoy se harán realidad. Se sabrá, al fin, lo muy archisabido de que Juanito jugará en el Atlético de Madrid tras haber cumplido un ciclo, largo ciclo lleno luces y sombras, en el todavía Real Betis Balompié. Noticias de este tenor que empezaron a fraguarse cuando la Liga estaba en su meollo y todos negaban la mayor, pero es que así es el fútbol de la hora, con pagos astronómicos por un lado y con fichajes de coste cero por otro que no pueden oficializarse hasta hoy, uno de julio.

Son el alfa y omega de este fútbol los pagos desorbitados y los otros, esos que se fraguan cuando los fríos con el futbolista que tiene próximo el fin de su contrato. Y tanto en un caso como en el otro, un personaje que se lo lleva calentito sin recibir patadas ni pitos, sin tener que hacer el esfuerzo que exige el gol ni estar a expensas de la bronca de los socios por una gestión desafortunada. Gana siempre el representante, ese ciudadano sin colores reconocidos y que está loco por la música de los contratos que no llegan a su término, pero que sacan tajada se cumplan o no. Claro que también se está demostrando que también hay dirigentes que ponen el cazo y eso es peor.

Comisiones por un tubo, ¿cuánto dinero habrá salido del circuito del fútbol por esa vía? Cuando existía aquella aberración del derecho de retención, el dinero del fútbol se mantenía a salvo casi en su totalidad. Alguna fuga habría, pero es que ahora se va en auténticas cataratas por culpa de dirigentes corruptos y de representantes sin escrúpulos. Este fútbol está entre lo que se paga por Cristiano y el fichaje de Juanito, entre paletadas de millones y el tararí que te vi del coste cero. Un coste cero que también tiene sus dicotomías, pues hay gangas que merecen mucho la pena, léase Edu, y otras de gente como si siempre se fuese a estar en Segunda. Gente que vaya con Dios...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios