Crónica personal

Pilar Cernuda

Diplomacia

Zapatero, como líder de la oposición, decidió quedarse sentado cuando pasaba por delante de la tribuna la bandera de Estados Unidos, en el desfile institucional con el que se conmemoraba la Fiesta Nacional española.

Zapatero, en uno de sus primeros viajes como presidente, cuando asistió en Roma a la conmemoración de la creación de la Unión Europea, en lugar de aceptar las invitaciones para asistir a las cenas privadas organizadas por varios jefes de Gobierno europeos, se fue a cenar con su equipo de Moncloa.

Zapatero, hace cuatro años, le explicó a Toni Blair que su partido manejaba datos que indicaban que Kerry iba a ganar sobradamente las elecciones americanas. A Blair le faltó tiempo para contarle a su amigo Aznar lo que le había dicho Zapatero, y los dos cambiaron impresiones sobre cuáles podían ser las fuentes de información del socialista español.

Zapatero, en la mayoría de las reuniones de las cumbres europeas, ha dedicado más tiempo a cambiar impresiones con la delegación española que a participar de forma activa en los encuentros entre los más importantes dirigentes europeos, encuentros en los que siempre se ponen de acuerdo sobre la posición que les interesa defender en la Europa de los 25.

Zapatero apoyó abierta y activamente a Kerry contra Bush, a Ségolène Royal contra Sarkozy y a Schroeder contra Merkel.

Zapatero, cuando Angela Merkel ganó las elecciones aunque con un resultado peor del que esperaba, hizo unas declaraciones en las que se refería al "fracaso" electoral de la hoy canciller alemana.

Zapatero, en un viaje oficial a Túnez a las pocas semanas de ser elegido presidente de Gobierno, hizo un llamamiento a los países con tropas en Iraq para que siguieran su ejemplo y ordenasen su retirada.

Zapatero, como presidente español, ha apostado abierta y claramente por dirigentes iberoamericanos como Hugo Chávez, Fidel Castro y Evo Morales, que han alardeado de su antiamericanismo, se han tomado los modos democráticos a título de inventario y han tomado medidas perjudiciales para algunas de las más importantes empresas europeas.

Zapatero, en una reunión con banqueros y empresarios de Estados Unidos -a la que asistieron menos de los esperados y, sobre todo, menos importantes- se permitió elogiar el sistema financiero español haciendo comparaciones con otros sistemas europeos. Dijo que su objetivo era superar en tres o cuatro años a Francia, "lo que no quiere oir nuestro amigo Sarkozy" y que "hemos superado la media europea y la de Italia, lo que deprime mucho a Berlusconi".

Sin comentarios.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios