PASA LA VIDA

Domingo de doceañistas

LOS doce años de liderazgo de Zapatero concluirán en 2012. Y los doce de Monteseirín están a doce días de su último paseo como alcalde por las cofradías en la calle desde un Viernes de Dolores. Domingo de doceañistas mirando a marzo de 2012. No por el bicentenario de La Pepa, vulgo Constitución de Cádiz, sino por el Trafalgar que le espera al PSOE en las urnas andaluzas y españolas.

Una antología de los comentarios efectuados por dirigentes del PSOE y del PP antes y después del previsible paso atrás de Zapatero, define el mediocre nivel de la política entendida a la española manera. Las justificaciones desde filas socialistas sobre lo ideal que sería cualquier decisión que tomara Zapatero, ahondaban en un gusto por el cesarismo que atenta contra la razón. Las barbaridades que dijeron ayer los jerifaltes del PP, dando por hecho que el Gobierno de España va a estar un año como pollo sin cabeza, son una sandez en boca de quienes aplaudieron de modo entusiasta que Aznar anunciara en 2003 su renuncia a ser en el 2004 candidato a la reelección y a seguir presidiendo el partido. Cumplió su promesa de no estar en la Moncloa más de ocho años y marcó un buen precedente para acostumbrarnos a la limitación de mandatos.

Las escasas opciones que tenía Espadas de protagonizar la campaña electoral, y sobre temas sevillanos, se evaporaron ayer. Tapado por la demora en mostrarlo como alternativa a Monteseirín, tapado por los escándalos que desgastan a la marca PSOE, tapado por el peso de la política nacional al estar la población bajo una atroz crisis, Espadas llegará al 22-M como el gran tapado. El pueblo va a analizar mucho más la labor de Zapatero y Monteseirín, los que se van, que el talante del que llama a su puerta.

Los baronessocialistas fuerzan la salida de Zapatero con las encuestas en la mano. En Sevilla no se atrevieron a lo mismo con Monteseirín en 2007. No olviden que Chaves es el principal valedor del alcalde. Y le hace remilgos a limitar la permanencia en el poder. Ha estado 20 años como presidente de la Junta. Y aún seguiría si Zapatero no le hubiera descabalgado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios