El parqué

Pablo Cumella

Dubai sigue ahí

EL Íbex cerró ayer con una caída del 1,12%, que le situó en la cota de los 11.644,7 puntos, en una sesión marcada por el temor al efecto Dubai. El selectivo abrió con un tímido ascenso que no pudo mantener durante toda la jornada, al verse arrastrado a media sesión por la entrada generalizada de los valores en números rojos, tras conocer que el Gobierno de Dubai negaba cualquier responsabilidad en las deudas del holding Dubai World.

En Europa, los principales indicadores tuvieron un comportamiento similar, con aperturas en positivo, descensos generalizados a media sesión y cierres en negativo, encabezados por la bolsa de Fráncfort, que perdió un 1,1%, seguida de París, con -1%, y Londres, un -0,9%.

El principal índice de la Bolsa de Dubai registró una severa corrección del 7,3% al cierre de la sesión, el mayor descenso desde octubre de 2008, mientras que la Bolsa del vecino Abu Dhabi se desplomó un 8,3%, a pesar del respaldo mostrado por el Banco Central de los Emiratos Árabes Unidos a las entidades financieras de la región, que podrán disponer de facilidades adicionales de liquidez.

En el parqué madrileño, el mayor descenso del día fue para Sacyr Vallehermoso (-3,06%), seguido de Abengoa (-2,94%) y Banco Popular (-2,76%). Por su parte, Banco Santander retrocedió un 1,47%, mientras que BBVA cayó -1,22%, Banesto un -1,13%, Gas Natural, un -1,11%, Repsol YPF, un -1,11%, y Telefónica, con un -0,98%.

En el lado positivo se colocaron pocos valores, entre ellos OHL (+1,19%), Iberia (+1,04%), Enagás (+0,7%), Arcelormital (+0,23%) y FCC (+0,18).

En el mercado de divisas, el euro perdió posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil de ayer el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4992 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios