El parqué

Pablo Cumella

EEUU sigue marcando el ritmo

EL miedo sigue instalado en los mercados financieros y el selectivo español es fiel reflejo del mismo. La volatilidad adquiere vigencia absoluta en los parqués del Viejo Continente con el sector financiero, una vez más, como el gran protagonista. Pocos eran los valores que lograban ganancias al cierre en una jornada marcada por los resultados y los datos que se conocían del otro lado del Atlántico. El Íbex 35 terminó el día en los 13.080,4 puntos tras bajar un 1,43 por ciento, mientras el Índice General de Madrid acabó en los 1.417 puntos tras un recorte del 1,37 por ciento.

En Europa, más de lo mismo, con preponderancia del signo negativo en los principales indicadores. El Dax terminaba la sesión con una caída del 1,5 por ciento, el CAC 40 cerraba con pérdidas de la misma cuantía y el FT 100 acababa la jornada con descensos del 1,1 por ciento.

De nuevo los valores ligados a la banca eran los protagonistas negativos. El británico Alliance & Leicester reconocía una caída en su beneficio neto del pasado año del 34 por ciento debido a la crisis crediticia y lo pagaba en su cotización. Mientras, en París BNP Paribas reducía su cuenta de resultados un 42 por ciento en el cuarto trimestre del pasado año y anunciaba que provisionará 309 millones también debido a la crisis. Dos noticias que marcaban los recortes en toda Europa. En Wall Street, la subida de la inflación en EEUU por efecto de la energía hasta el 4,3 por ciento en enero dejaba las cosas más difíciles para que la Reserva Federal reduzca los tipos de interés.

En el Íbex 35, los grandes valores cerraban con recortes. Telefónica perdía un 1,1 por ciento, el Santander cedía un 1,77 por ciento, el BBVA se dejaba un 1,67 por ciento e Iberdrola un 0,97 por ciento el día en el que publicaba sus resultados. Entre las mayores caídas destacaron las de Iberdrola Renovables, con un retroceso del 6,97 por ciento; Abengoa, con pérdidas del 2,94 por ciento, y Sacyr Vallehermoso, que cedía un 2,71 por ciento. Unas caídas que contrastaban con el rebote de Colonial (2,96 por ciento), muy penalizada en la sesión precedente.

Mientras tanto, el euro perdía posiciones en los mercados de divisas y cerraba en torno a las 1,4650 unidades frente al dólar. Las miras de los analistas estaban también depositadas en el precio del petróleo. Así, mientras el Brent retrocedía pero coqueteaba con los 98 y 99 dólares por barril, el de crudo de Texas escalaba hasta otro máximo histórico al sobrepasar los 100,7 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios