LAS fuerzas de seguridad de tres países -España, Portugal y Francia- han logrado de manera coordinada abortar en las últimas horas los planes de la banda terrorista ETA y detener a cuatro personas acusadas de pertenencia a la misma. La interceptación de una furgoneta con explosivos en la provincia de Zamora y la detención en Portugal, adonde huían, de dos supuestos terroristas -Garikoitz García e Iratxe Yañez- , por un lado, y el arresto en Francia de otros presuntos etarras -Iñaki Iribarren y Eider Uruburu- cuando habían acudido a un zulo, vigilado hace tiempo, a coger dinero, por otro, vienen a demostrar que ETA vuelve a la carga, tal como temía el Gobierno de España. Prueba de ello es que la furgoneta iba cargada con 10 kilogramos de pentrita, bidones para enterrar zulos, material para fabricar explosivos, una pistola, un revólver, un arma larga, placas de matrícula francesas sin troquelar y diversa documentación. Aunque los explosivos no estaban preparados para estallar con inminencia, la carga de la furgoneta, alquilada pocas horas antes en Francia, sí advierten de la intención de preparar atentados. Es una gran noticia que la cooperación y coordinación policial entre los tres países vecinos hayan permitido asestar a ETA el primer golpe de 2010 y desde que el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, alertase el pasado 28 de diciembre de que los terroristas preparaban acciones para recuperar relevancia. Para volver a sembrar el terror. Nos felicitamos de que esta eficaz cooperación policial y el correcto clima político español de colaboración respecto a este asunto permitan que en esta legislatura la lucha antiterrorista esté teniendo resultados positivos. Tanto el Gobierno como el primer partido de la oposición coincidieron ayer en advertir a los terroristas que contra su sinrazón de violentar a la sociedad para imponer sus ideas políticas el Estado pondrá todos sus instrumentos para tratar de impedírselo, con detenciones y puestas de los responsables a disposición judicial para que penen por sus actividades delictivas, y que así será hasta que cesen en su barbarie. Unidad política, cooperación internacional y eficacia policial deben seguir siendo los elementos fundamentales de defensa contra el terrorismo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios