La ventana

Luis Carlos Peris

Efectivamente, la cosa no está para cenas

FRASES que hacen historia o la historia movida por el motor de las frases. Y una frase reciente que resume el inquietante y largo momento que vivimos la pronunciaba Mariano Rajoy el otro día. Dijo el flamante presidente de España que la cosa no está para cenas y la verdad es que el número de agasajos navideños ha caído en picado. Y lo de las cenas podemos extrapolarlo al siempre proceloso apartado de los regalos en estas fechas aunque ya no se denominen solsticio invernal. El eslogan del nuevo gobierno municipal de que en Sevilla este tiempo se llama Navidad no ha sido suficiente como para que la cosa de las cenas y los regalos se reactiven. Incluso la brillante iluminación viaria se ha visto sin capacidad de maniobra con la que paliar el espectacular desplome de lo que era arraigada costumbre y tradición de las pocas auténticas que iban quedando. Qué razón la de don Mariano con lo de que la cosa no está para cenas...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios