El parqué

Pablo Cumella

Efecto arrastre

EL Íbex 35 estrenó ayer el mes con un leve recorte del 0,16 por ciento, arrastado por una jornada de pérdidas generalizadas en Europa, en la que los mercados no supieron sacar partido de la bajada del crudo. Tras el atracón de la semana previa, en la que se revalorizó un 2,39 por ciento, el selectivo cerró en los 15.735 puntos, y con sus principales valores en rojo; el Índice General de la Bolsa de Madrid cedió un inapreciable 0,07 por ciento, para acabar en 1.706,96 enteros, en la primera sesión sin la referencia del Nuevo Mercado, enterrado ocho años después de su creación.

La apertura a la baja de Wall Street no ayudó a cambiar el signo de la sesión, con pocas referencias económicas a las que agarrarse y con los inversores ya expectantes ante la reunión del Banco Central Europeo del jueves. El FTSE 100 londinense se dejó un 0,71 por ciento, el CAC 40 parisino perdió un 0,73, mientras que el DAX de Fráncfort bajó un 0,42.

El mejor valor del Íbex fue Red Eléctrica, que recuperó cerca de un 3 por ciento el día en el que se publicó que la nueva retribución del Gobierno beneficiará especialmente a la compañía. Otros dos valores del ámbito energético completaron el cuadro de honor, con subidas del 2,57 por ciento para Gas Natural -que pagará un dividendo de 0,43 euros- y del 2,32 en el caso de Endesa. Acciona, que presume de sintonía con la dirección de la eléctrica tras la tormentosa opa, se situó también en la parte alta de la tabla, con un repunte del 1,08 por ciento.

La primera sesión de la semana resultó más aciaga para Iberdrola, que cedió un 0,80 por ciento en el día en que se conoció el precio al que se estrenará su filial de renovables. Peor todavía fueron las cosas para Repsol, que retrocedió un 1,19, después de haber sido situada en la diana del presidente venezolano. Santander y BBVA, víctimas del discurso incendiario de Chávez, que amenaza con nacionalizar los bancos comprados por las entidades españolas, acabaron también en rojo, con caídas del 0,07 para las acciones de la entidad presidida por Botín, que ha visto cómo el Supremo archiva el caso de las cesiones de crédito, y del 0,47 por ciento para BBVA.

Por el contrario, la banca mediana continuó con su racha alcista, en medio de rumores corporativos. Bankinter mejoró un 1,60 por ciento. Popular se revalorizó un 0,41, mientras que Sabadell y Banesto mejoraron más de seis décimas. Telefónica cedió un 0,22 por ciento, pérdidas mucho más moderadas que las de Tele 5, que fue el farolillo rojo de la sesión, con una caída del 3,25.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios