El microscopio

Ego me inculpo

LA política local parece estar inevitablemente vinculada a los juzgados. En los últimos tiempos el número de ediles del gobierno municipal imputados o que son objeto de investigación por parte de los jueces no deja de crecer. Las imputaciones son, en buena parte, más formales que sustanciales, pero, como los suspensos en el colegio, siempre inquietan. Claro que no sólo hay quien es imputado (por terceros) en asuntos turbios, sino quien -excepción llamativa, por singular- se autoimputa. Tal ha sido el caso del gerente de Urbanismo, Miguel Ángel Millán, que ha intentado -sin éxito- evitar la imputación de Celis en el asunto de la plaza de Nervión. Litigio, por cierto, que tiene cierto sesgo andalucista -por el denunciante- que habrá que ver en qué queda.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios