Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

'Empacados'

LOS hombres y hembras de Paco ya no son lo que eran. Globomedia siempre ha parecido que nunca termina de experimentar con estos policías y tras la masacre del año pasado han confeccionado en la nueva temporada una ampulosa revisión entre CSI, Bones, 24 y Dexter (ojo con ese forense chileno desagradable), con pespuntes Boston Legal e incluso guiños de Un paso adelante. Ay, esos agentes cachorrillos de distintos sexo compartiendo duchas y con las pieles en ebullición para curiosidad de los adolescentes. Nos imaginamos que Antena 3, los expertos en las nocturnidades juveniles, habrán exigido que haya una cuota físicaoquímica. A Don Lorenzo-Juan Diego le han puesto una estupenda némesis, la subinspectora que encarna Goya Toledo, el mejor fichaje.

A Los hombres de Paco, una ficción que siempre iba de castiza, con olor a cocido, le han dado una mano de pintura de serie procedimental norteamericana. No era cuestión de crear todo de nuevo, con lo difícil que es lanzar una nueva marca, y han probado con ella. Por eso a determinados incondicionales les ha podido decepcionar un arranque tan... tan sofisticado, aunque parezca un oxímoron tratándose de los policías de San Antonio, con ese Povedilla-House de mala leche. Al propio Paco le siguen dando su sitito, pero el personaje de Paco Tous parece perderse entre tantos tirabuzones.

Tous, de El Puerto de Santa María, regresaba justo cuando su ciudad copaba los magacines con las detenciones de los Galanes y sus prostíbulos. Más borrones para una ciudad que aspiraba a ser epicentro de no sé qué jet set y se ha quedado empantanada por un urbanismo compulsivo, entre tantos olores de corrupción. A esa hora de los Pacos en Canal Sur aparecía Manolo Casal, que empezó en la radio de El Puerto. Y con la misma pasión carnavalera que vertió en el homenaje al Selu.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios