Los exteriores de la Plaza del Salvador siguen siendo el gran aparcamiento de furgonetas para la carga y descarga. A pesar de esa fea imagen, se está trabajando para embellecerla y ahora le ha tocado al monumento de Martínez Montañés, que se encuentra encajonado para tal fin.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios