La ciudad y los días

Carlos Colón

Encuestas y antisemitismo

SI según la primera encuesta realizada en España sobre antisemitismo resulta que, aunque el 3,25% de los españoles no perciben a los judíos como creadores de problemas en España, el 41,2 los considera responsables de los conflictos mundiales a través del papel de Israel en la situación de Oriente Próximo y el 34,6 manifiesta una opinión desfavorable hacia ellos, parece que la Embajada de Israel tiene razón al denunciar, tras conocer estos resultados, la "sistemática propaganda anti-israelí de organizaciones y partidos políticos bajo el paraguas de la causa palestina". Y de no pocos medios de comunicación añadiría yo, que no soy diplomático.

Para muchos que se tienen por progresistas el yanqui-sionismo representa la misma coartada que los Protocolos de los sabios de Sión para los antisemitas del siglo pasado. Se trataba de un panfleto ruso creado en 1903 para justificar la persecución de los judíos, en el que se daba noticia de una conspiración sionista -aliada con la masonería y el comunismo- para hacerse con el control del mundo. Se convirtió en referencia para el fascismo y el nazismo, su eco resonó entre nosotros hasta no hace tanto -¿o no les suena lo de la conspiración judeo-masónica?- y sigue circulando hoy, reducidamente en Occidente y masivamente en el mundo árabe.

En los últimos años he oído y leído versiones progres de la conspiración judeo-masónica convertida en yanqui-sionista: control judío de los medios, la banca, el cine, el gobierno estadounidense… Una siniestra red que va de Hollywood a Tel Aviv pasando por Wall Street y Washington. ¿No han leído que "Israel mata…" o "asesina" al referirse a acciones del ejército israelí, mientras los cuatro colonos judíos recientemente asesinados -uno de ellos una joven embarazada- "mueren", como si en vez de las balas palestinas les hubiera matado un infarto? ¿No han oído aplicar las palabras genocidio y holocausto a la cuestión palestina? ¿No han visto pintadas que identifican la cruz gamada con la estrella de David?

Es el moderno antisionismo de izquierdas que encubre al viejo antisemitismo racial que, a su vez, encubría al más antiguo antisemitismo religioso. La puesta al día de un odio a los judíos que en la actual sociedad española afecta también al 53,6% de los musulmanes, el 35,4 de los protestantes y el 20,7 de los católicos. ¿No les parece sospechoso que en todos los casos se trate de grupos confesionales? Habría que hablar de la hierofobia o religiofobia alentada por el consumismo a través de su asombrosa alianza con los supuestos progresistas. Pero esa es otra historia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios