Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Enero se aclara para el Sevilla

La cuesta pintaba más empinada que nunca, pero en el Camp Nou se dio con el antídoto para superarla

ENERO pintaba negro negrísimo para el Sevilla, pero con lo de antier noche en el Camp Nou se le aclara espectacularmente. Iba el Sevilla a una especie de misión imposible que, por cierto, desde este rincón no se veía así y Guardiola quiso que las cosas se igualasen poniendo en liza una alineación sorprendente y muy agradable... desde la acera sevillista. Antier noche demostró Guardiola que es humano, que es un pedazo de entrenador, pero que sufre de la misma enfermedad que padecen todos sus colegas, la de tener esos ataques de entrenador que florecen en tiempos de bonanza y con la pretensión de ensalzar su protagonismo.

Iba el Sevilla a la cita con el indiscutido coloso con un rosario de ausencias que hacían prever una pelea demasiado desigual. Luis Fabiano, Kanoute, Zokora, Adriano y Squillaci como ausentes de primer nivel más otros secundarios como esos eternos lesionados que son los argentinos Fazio y Acosta, el portero suplente y alguno más que se me queda trabado en los arcanos de la sesera. También el Barça padecía las consecuencias de la Copa de África con dos ausencias, pero Guardiola quiso que las cosas se igualaran y sacó una alineación que hubiese firmado el propio Jiménez si le hubieran dado opción para influir en cuestiones tan exógenas como esa.

El resto lo pondría un memorable Sevilla para que ahora no sólo no se mire la eliminatoria con aprensión, sino que muy mal han de venir dadas como para que el Sevilla no entre en cuartos la próxima semana. Excepcionales actuaciones de algunos futbolistas y ejemplar el sentido de equipo que el Sevilla sacó a relucir para la consecución de un resultado tan inesperado como grato. Enero venía con las del beri, las ausencias y ese gol sobre la última campana del Calderón parecían haber percutido eficientemente en la línea de flotación del equipo y Jiménez volvía a estar en tenguerengue. Pero el fútbol es tan grande como sorprendente y enero se aclara, vaya que sí.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios