Las calles del real de la Feria están adornadas con los clásicos naranjos y en estos días de montaje de casetas el azahar ha florecido como manda la estación en que nos encontramos y se entremezcla con las bombillas ya montadas que están a la espera del farolillo correspondiente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios