desde mi córner

Luis Carlos Peris

Esencial el rol de Rubén Castro

En la trayectoria del Betis actual hay que valorar en su justa medida lo que Mel hizo para recuperar al goleador

RIAZOR era su plaza soñada donde celebrar lo que tanto celebra en otras partes, el gol. Rubén Castro llegaba a la capital de las Rías Altas con la sensibilidad del depredador de área a flor de piel, que allí fue de la cima a la sima en su carrera. Allí llegaba a mediados del decenio anterior con toda la ilusión del mundo y allí, entrenador tras entrenador, fueron frustrándolo a base de cesiones no siempre justificadas. Lo que sí estaba justificado es el afán de desquite con el que este palmero llegó a La Coruña y mucho más la forma en que celebró su doble acierto goleador para que el equipo donde triunfa derrotase al que lo desechó.

Acierto indudable de los que ficharon a un futbolista que llegó a un precio acorde con el cartel que lo precedía. Y no deben dolerle prendas a ningún bético reconocerle a cierto personaje innombrable por otros muchos motivos de infinito mayor calado el favor que le hizo al Betis con su fichaje. Dicho lo cual hay que convenir en que lo que el Betis es ahora se debe en gran medida a los goles de este canario listo, ágil y con una visión y calidad para definir que lo convierten en uno de los mejores goleadores nacionales, si no el mejor. Sus dos goles de Riazor fueron un prodigio de sutileza, como dos pases a la red que dejaron a Aranzubia sin posibilidad de reacción.

Y vistos los antecedentes que estuvieron a punto de arrumbarlo para siempre hay que convenir en que el rol de Pepe Mel en esta recuperación ha sido fundamental. Entrenadores del prestigio de Irureta, Lotina y Caparrós no fueron capaces de sacar de él lo que ha obtenido el madrileño y justo es reconocerle su mérito. El Betis está en cuarta posición y Castro es el mejor goleador español ex aequo con Aduriz, lo que es para darse con un canto en los dientes, que, como dijo Mel en el pospartido, a ver quién en el verano iba a imaginar que el equipo verde, blanco y verde iba a vivaquear en territorio Champions a estas alturas de la Liga, a ver quién...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios