La tribuna

Valeriano Ruiz

España 300, Francia 5

EN efecto, el sistema eléctrico español en el año 2007 fue de 300 TWh (miles de millones de kilovatios/hora al año). De ellos, 55 se generaron en las centrales nucleares españolas y cinco se importaron de Francia. A eso hay que añadir -para complementar la información- que 67 se generaron con fuentes renovables y que exportamos a Portugal y Marruecos 11 TWh.

Si con esa información (página web del Ministerio español de Industria, Turismo y Comercio) se extraen las conclusiones que personas de alto nivel del mundo de la política, los sindicatos y los medios de comunicación están extrayendo estos días, sólo puedo sorprenderme de que no tengan en su entorno personas que les informen correctamente. Porque su buena fe y honradez las doy por seguras.

Las conclusiones a las que me refiero y que están calando en la opinión pública, por la autoridad moral de quienes las sacan y la repercusión que les dan los medios de comunicación, son, además de falsas -como se demuestra con los datos antes citados- tendenciosas. Sobre todo porque hacen pensar a todos que si no se hacen nuevas centrales nucleares -once parece que quieren en el sector-, España tendría problemas de abastecimiento eléctrico y, además, no podríamos cumplir nuestros compromisos con el Protocolo de Kioto.

Ni una cosa ni otra son del todo ciertas.

Como se puede observar por los datos, las renovables pueden generar la electricidad que sea necesaria; en estos momentos, ya incluso más que la nuclear (67 frente a 55). Y más en el futuro inmediato, sobre todo si el Gobierno cumple los compromisos reiterados de nuestro presidente de apoyar a las energías renovables y no lo que parece que se avecina.

Hay otra cuestión también curiosa en las conclusiones citadas: las hacen personas del más alto nivel del partido que sustenta al Gobierno aun a sabiendas de las veces que el presidente Zapatero se ha pronunciado en el sentido claro de ir cerrando las centrales nucleares existentes a medida que vayan cumpliendo su ciclo de vida. Amén de que en todas las conferencias políticas y todos los congresos y programas electorales del PSOE se ha ratificado esta posición. ¿Acaso hay líderes políticos en el PSOE que están por encima de los planteamientos y decisiones democráticamente expresadas en su partido y aceptadas por el secretario general?

El otro aspecto que más arriba decía que quería dejar claro es que las nucleares tampoco van a resolver el problema de los GEI (gases de efecto invernadero) de nuestro ineficiente y contaminante sistema energético.

De los 123 Mtep que en forma de combustibles fósiles abastecieron, en el pasado año 2007, nuestro sistema energético y cuya combustión es el origen del 80 % de los gases de efecto invernadero, 88,5 Mtep (el 72 %) abastecen al subsistema de combustibles para producir la gasolina, gasóleo, butano, etc. que empleamos en nuestros coches y en nuestras casas. Por suerte, no existen centrales nucleares para alimentar estos consumos, con lo cual por ese lado poco pueden hacer nuevas centrales nucleares.

Es obvio que solamente el 28 % restante es el que abastece el sistema eléctrico, donde sí podrían las nucleares sustituir a centrales de carbón o de gas natural con la consiguiente reducción de los citados GEI. Claro que, como hemos dicho antes, esta sustitución necesaria también podría hacerse con renovables y con cogeneración, como de hecho ya se está haciendo; por cierto, con mayor cantidad de puestos de trabajo locales (mensaje para los sindicalistas), mejora de nuestra competitividad tecnológica y aumento de nuestra independencia energética, circunstancia que tampoco se alivia con nucleares, puesto que todo el uranio que se emplea en las centrales españolas procede del extranjero (de Rusia, sobre todo).

Para terminar quiero dejar clara mi posición básica acerca del problema energético y medioambiental principal: cambiar en profundidad el sistema energético -ya lo aceptan muchos- no consiste sólo en cambiar unas formas energéticas por otras y tranquilizar las conciencias y los bolsillos de los consumidores. Es bastante más complejo y creo que lo más importante de todo es mejorar el nivel de formación y de información de los consumidores y de los responsables del sistema y, de paso, aumentar su nivel de concienciación y de responsabilidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios