Cosas que pasan

Ricardo Castillejo

Espera de buenas nuevas

Q UÉ verdad es que, teniendo salud, lo tenemos todo! ¡Y qué no menos cierto que, aunque nos sintamos todopoderosos, nunca estamos libres del impacto de cualquier contratiempo que haga tambalear nuestra aparente inquebrantable fortaleza! Como decía el poeta de las coplas a su padre muerto, "todo ha de pasar por tal maneraý".

Lo importante es contar con amigos que te quieran y te presten su hombro cuando lo precises y, de ellos, Paco Valladares tengo la sensación posee más que de sobra. El sevillano, nacido en la localidad de Pilas, ha tenido que suspender -como seguramente ustedes sepan-, la gira de Llama a un inspector en la que se encontraba inmerso junto a Concha Cuetos y José Luis Pellicena. En concreto, fue el pasado fin de semana cuando, con las entradas ya vendidas para dos actuaciones previstas en Torrevieja, el actor tuvo que anular ambas citas debido, en principio, a un dolor en el pie que le molestaba bastante. Ingresado de urgencias, la afección por ácido úrico -gota, en argot más popular- que apuntaban como causa de su malestar, fue descartada tras un primer análisis médico. Ayer, enterado del estado de nuestro paisano, me puse al habla inmediata con él para saber cómo se encuentra y poder, con este pequeño espacio que les une a ustedes conmigo, darles más información. Y lo haré enseguida aunque, no por boca de Valladares porque, además, se ha quedado mudo. "Las corrientes de la habitación le han afectado la garganta y no puede hablar", me aclaró su acompañante colaborando como intermediario entre el artista y un servidor. "De momento está pendiente de un tratamiento por la bajada de defensas. En cuanto a su estado de ánimo, como es lógico, está bien por momentos. Imagínate. Se siente como encerrado".

Confiemos en que los profesionales del Hospital Gregorio Marañón de Madrid localicen pronto la solución y que, en cuestión de dos o tres semanas, esto sea un asunto olvidado. Paco pertenece, de entre todos los grupos de gentes existentes, a los que se necesitan. Y por mucho tiempo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios