El parqué

Pablo Cumella

Europa se desmarca

LOS números rojos en Wall Street moderaron los avances en las plazas europeas, pero no impidieron que acabaran con subidas, tras asimilar sin sobresaltos la rebaja de las previsiones de crecimiento para la UE por parte de la Comisión Europea. Muestra de ello es que el Íbex 35 cerró la sesión con un avance del 0,71 por ciento, hasta los 13.173 puntos. La tendencia fue similar para el Índice General, que se apuntó un 0,68 por ciento.

En cuanto al resto de los grandes mercados del Viejo Continente, el CAC 40 parisino ganó un 0,96 por ciento, el FTSE 100 de Londres, un 0,65, y el DAX de Fráncfort, un 0,18 por ciento.

De vuelta al parqué madrileño, dos valores concentraron el protagonismo en el selectivo. Se trata de Bankinter, que se disparó un 5,58 por ciento tras conocerse que el Banco de España ha autorizado a Credit Agricole a elevar su participación al 29,9 por ciento, y de Sacyr Vallehermoso, cuyas acciones repuntaron un 2,57, después de que Bruselas autorizara su opa sobre Eiffage. En la parte alta de la tabla se situaron también Cintra e Iberdrola Renovables, con ganancias del 3,44 y el 1,87 por ciento. Curiosamente, la matriz de ésta última fue uno de los valores más castigados de la jornada, al dejarse un 1,57 por ciento, coincidiendo con una recomendación desfavorable de Citigroup. Endesa, que anunció un descenso de sus beneficios del 9,9 por ciento en 2007 por los menores extraordinarios, perdió un leve 0,06 por ciento. La misma pauta marcaron Unión Fenosa y Gas Natural, que cayeron un 0,9 y un 0,75 por ciento, mientras que Repsol YPF acabó plano.

En el sector bancario, cuya solvencia tuvo que defender el miércoles el Banco de España ante las sombras de duda lanzadas por algunos políticos, ningún valor pudo seguir la estela de Bankinter, aunque lograron acabar en positivo. Así, BBVA y Santander subieron un 0,96 y un 0,86 por ciento, ganancias que oscilaron entre las 4 y las 8 décimas para la banca mediana.

Telefónica fue, en buena parte, responsable de que el Íbex terminara ayer al alza, al registrar un avance del 1,91 por ciento. En el polo opuesto cotizó Colonial, que volvió a ostentar el título de farolillo rojo, con un recorte del 4,02 por ciento, después de que el fondo de inversión de Dubai que planea lanzar una OPA sobre la compañía pidiera más tiempo para estudiar su situación financiera y patrimonial.

El precio del petróleo se tomó un leve respiro, y el barril de Brent cotizó a 97,8 dólares. Lo que no aflojó fue la cotización del oro que batió récord y superó los 950 dólares por onza. El euro escaló hasta rozar los 1,48 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios