PASA LA VIDA

La Europa de los impuestos armonizados vista desde Sevilla

EN la vida universitaria sevillana hay de todo como en botica. Actividades hueras de contenido pujante que sólo se montan para beneficio de quienes las organizan, como vía para sumar puntos y canonjías desde su chiringuito seudoacadémico. Y seminarios de referencia para ahondar en asuntos de gran actualidad y trascendencia. Este último es el caso del encuentro internacional sobre la armonización fiscal en la Unión Europea, que ha puesto en pie el catedrático Javier Lasarte para la programación otoñal de la Menéndez Pelayo en la Casa de la Provincia. Concluyó ayer y ha dado continuidad al que se celebró el año pasado, teniendo en cuenta ahora el desafío de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, y la aceleración del debate sobre la necesidad de unificar la política económica y reformar la dispar fiscalidad para dar coherencia a la unión monetaria, con el euro atacado por tierra, mar y bolsa.

Con talleres dirigidos por Philippe Marchessou, catedrático de Derecho Público en Estrasburgo, y con expertos de primera como Adriano di Pietro, director de la Escuela de Altos Estudios Tributarios Europeos, con sede en Bolonia; o Jacques Malherbe, catedrático de Derecho Tributario en Lovaina, se ha abundado en el camino a seguir para coordinar impuestos como el de la renta, el de patrimonio,el IVA, el de sucesiones, el de vehículos, etc. Quienes más manejan la calculadora en las instituciones y en las empresas deben seguirle la pista a las conclusiones de este curso. Porque ahora estamos embotados con los órdagos comunes para reducir el déficit y la deuda. Pero es inexorable que dentro de unos años le toque a la presión fiscal. Lo que nadie sabe es cómo vamos a llegar de ruinosos a esa cita con la Historia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios