Visto y oído

Antonio / Sempere

Europa

AJavier Martín Domínguez, el sonriente director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, todavía se le pudo ver aplaudiendo en un primer plano veloz. Pero a la productora Mariela Besuievsky, que recibió el premio Eurimages, y pronunció uno de los discursos más largos de la noche, ni siquiera tuvimos la ocasión de presenciar en nuestras pantallas. Fue uno de los galardones que se comió el resumen que ofreció La 2 con motivo de la gala de entrega de los Premios de la Academia del Cine Europeo, que preside Wim Mertens.

Celebrada el 2 de diciembre, pasaron cuatro días sin que supiésemos nada de ella hasta que por fin, el 6 de diciembre, se anunció su emisión. Eso sí, bien camuflada en la madrugada. Aunque a la vista de lo que salió en antena, se optó por el resumen. Por una sucesión de fragmentos de todo lo que ocurrió sobre el escenario, concatenados a una velocidad de vértigo. Fernando Trueba y Javier Mariscal, por Chico y Rita, ganaron el premio al mejor largo de animación. Su intervención sobre el escenario fue vista y no vista. Tampoco Michel Piccoli, galardonado con el premio honorífico, se lució mucho más. En un resumen tan ahorrativo con los silencios como con las palabras, donde lo ocurrido durante más de dos horas debía ofrecerse en media, no cabían más florituras de las justas.

El año que viene la gala viajará a Malta, donde se celebrará la edición número 25. No sabemos dónde estará el euro a esas alturas, pero sí podemos vislumbrar que estos Premios del Cine Europeo seguirán tratando de encontrar a su público.

Un empeño para el que necesitan de las televisiones públicas. Comenzando por un horario de emisión accesible en TVE.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios