Visto y oído

Antonio Sempere

Éxito

EXISTE cierta euforia entre los dirigentes de la televisión pública. No es para menos. Porque apenas están errando el tiro. Se pensaron muy y mucho dónde ubicar sus nuevas series de ficción, y parece que han hecho diana. 'Aguila roja' logró rebasar los cinco millones de espectadores en la noche del estreno. Su promoción, no lo olvidemos, comenzó las pasadas navidades. La campaña ha sido machacona. Finalmente, se celebró un estreno del primer episodio 'on line' muy bien publicitado. Lo que permitió una reposición con todos los honores, para que la recuperasen todos los que no la pudieron ver, en la sobremesa del sábado.

Como producto televisivo, 'Aguila roja' está muy bien hecho. Logra los objetivos que se propone. Y esa, a fin de cuentas, es la base del éxito. No todas las obras logran los objetivos propuestas. Y ahí están muchas series fallidas para demostrarlo. 'Aguila roja' ha logrado llenar el hueco de 'Cuéntame cómo pasó'. Ahora falta ver qué ocurre con 'Pelotas'. Caso de conseguirlo, podríamos afirmar que TVE ha hecho pleno, rentabilizando al cien por cien cada uno de sus productos. Una vez más me alegro de que esto sea así. La Primera está rigiéndose con criterios muy comerciales, eso nadie lo niega. Pero gracias a que es tan competitiva ese gran trasatlántico en que se aloja, y en cuyos camarotes contiguos viajan La 2 y todas las emisoras de la radio pública, pueden continuar la travesía a velocidad de crucero sin hacer aguas.

Lo que no tenía sentido era ver a La Primera desnortada, sin encontrar a su público, criticada por quienes la veían y por quienes no la veían. Eso ocurrió hace no tantos años. Ahora vive sus momentos felices. Y aunque sólo sea por pensar que ese repercute positivamente en tantísimos y excelentes compañeros de viaje, es motivo de satisfacción.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios