Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Éxitos de pata negra

SIEMPRE que me encuentro con Marisa Jara me vienen a la cabeza esas impresionantes féminas a las que los hombres piropean llamándolas "jamonas". Hembras de rompe y rasga capaces de volver locos, de un contoneo de cadera o una sola mirada, a todo aquel con el que se crucen en el camino. De hecho, menudo ataque de risa nos entró a propósito cuando, hace un par de días en Málaga, le pregunté si alguien se había resistido, alguna vez al menos, a sus encantos. "Sinceramente, no", me zampó quedándose tan pancha. ¡Hay que ver! ¡Unas tanto y, los demás, tan poco! Porque reconozcamos que, aunque con ella no vaya, lo de la crisis -que Zapatero la ha aceptado como tal- también está afectando a la cosa de ligar, cada vez más, según usos lingüísticos populares, "chunga, chunga"…

En esta espinosa cuestión no llegamos a profundizar pero, en lo tocante a su carrera, sí que me explicó novedades sobre su bautismo cinematográfico a través del reciente estreno de una película italiana -la más taquillera actualmente en la península con forma de bota- o acerca de la preparación en la que se encuentra inmersa, cara a septiembre, de un papel de "lesbiana yonqui" por el que debe perder diez kilos. "Llevo sólo dos y medio, con lo que me queda bastante", me adelantaba esta incipiente actriz feliz de sus logros en la gran pantalla.

Un´state al mare (Un verano en el mar) es el título del rodaje finalizado que, por lo local de sus características, no se verá en España. No obstante, hagan uso de las nuevas tecnologías y busquen en Internet su trailer porque ahí descubrirán a una impresionante Marisa saliendo de la orilla del mar en biquini cual la mismísima Ursula Andress en la mítica 007 contra el Dr. No. Y ahí entenderán también que, como pasa con los gorrinillos, de la sevillana también podrían aprovecharse hasta los andares.

Lo único que parece enturbiarle tanta dicha es el recurrente tema de Joaquín Cortés que, por repetido, a mí también me cansa. Es la veta de tocino que, en este punto, ya no le va a nuestra "pata negra".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios