La ventana

Luis Carlos Peris

Expectativas ante una muestra memorable

SETENTA mil personas en poco más de un mes, gloria da ver esas colas a la espera de entrar en la segunda pinacoteca del país, gente variopinta que se queda con ganas de repetir la experiencia porque hay que ver la belleza de los cuadros que Joaquín Sorolla pintó por encargo de un yanqui enamorado de España. Impresionante visión de la España de principios de siglo la que sacó el itinerante pintor valenciano. Qué profundidad, qué colorido, qué dimensiones, cómo parecen escapar del lienzo los nazarenos de la Carretería, qué forma de resumir la Valencia del color, de las naranjas y de esas flores que le ofrecen a la Mare de Deu el segundo domingo de mayo. Cómo describe Castilla y cómo luce el Mediterráneo en su visión de la Costa Brava... Colas tan interminables como fluidas a las puertas del espléndido museo sevillano, y ayer ya setenta mil personas se habían solazado ante una exposición sencillamente memorable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios