El balcón

Ignacio / Martínez

Faltan señales

TRÁFICO ha anunciado a bombo y platillo que va a indicar la posición de sus 850 radares de carretera. La medida que invita a la confusión. Es como avisar a un evasor fiscal de que le van a hacer una inspección. Pero en fin, pensarán que es más eficaz para la seguridad vial. Hay quien sospecha que es una medida electoralista. Para que el sufrido ciudadano, tan decepcionado de tantas cosas, no se cabree con una multa la víspera de ir a votar, en un año con tanta convocatoria a las urnas. También puede ser un método de ahorro. Con poner unos cientos de letreros de alerta, los automovilistas levantarían el pie del acelerador, sin necesidad de comprar los aparatos, ni mantenerlos o administrarlos.

En todo caso hay dos problemas inmediatos, uno fiscal y otro sindical. El primero es para Montoro, porque el Estado recauda más de un millón de euros diarios por multas en las carreteras españolas; 400 millones al año que dan para un avío. Y los segundos damnificados son los agentes de Tráfico de la Guardia Civil que tienen un complemento salarial en función de las sanciones. En todo caso, bienvenida sea la transparencia a las carreteras españolas, campo en el que tiene mucho por hacer este Gobierno o el que venga, aunque tanto la actual directora general del PP como su antecesor del PSOE tengan una buena hoja de servicios.

En Francia, el sistema de puntos había conseguido disminuir el número de accidentes y las víctimas en carretera. Y fue un acierto implantarlo en España. Pero quedan asignaturas pendientes. Sin ir más lejos, el diputado granadino Manuel Pezzi hizo una pregunta al Gobierno hace un mes, que todavía no ha tenido respuesta, sobre los planes de Tráfico para informar sobre la distancia a las gasolineras y los precios del combustible. Ahora sólo se indica que en la siguiente salida hay una estación de servicio, pero no a cuánta distancia está. Y en ocasiones hay que ir al pueblo más cercano a varios kilómetros, lo que roza el engaño. En Francia, además, es costumbre poner letreros avisando de las gasolineras que hay en los siguientes 100 kilómetros y los precios de la gasolina en cada una.

Otra de las preguntas de este diputado andaluz se refería a la insuficiente señalización en las autovías de los tramos en los que hay que reducir a 100 o a 80. Suele haber una sola señal y si por cualquier razón el conductor no la ve, no reduce y queda a merced del radar de la DGT. La visibilidad en las carreteras no se debe ceñir sólo a los radares; se tendría que extender con más motivo a las señales. Sería mucho más preventivo, aunque menos electoralista.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios