Cuchillo sin filo

francisco Correal

Fanfarrones

NACIERON en la misma ciudad y sus primeros apellidos son monosílabos con idéntica vocal. Uno quiere engrandecer Francia y otro achicar España. ¿No se podrían cambiar los destinos de los barceloneses Mas y Valls? Así juntos suenan a don Benito Mas y Prats, autor de La Tierra de María Santísima. Cataluña quiere dejar de ser española y hasta la Virgen del Pilar va a cambiar la letra de su jota porque quiere ser francesa con los nuevos afrancesados, la alcaldesa gaditana -cañaílla- de París y el primer ministro. Una Hidalgo de apellido, hidalgo el otro de sino, por el carácter aventurero de sus ancestros que lo llevaron hasta la ciudad de la Luz.

En el tema catalán falta la catarsis cinematográfica que se ha producido en Euskadi. Dudo que el portavoz del PNV en el Congreso se hubiera atrevido a hablar del euskopatatal sin el éxito cinematográfico de la película Ocho apellidos vascos. Como Eguiguren no la ha visto se ha quedado en el festival de cine de terror de Sitges. Ni reforma de la Constitución, ni disposición adicional, ni Iniesta al Atleti. Lo que hace falta es que otro Emilio Martínez Lázaro firme y filme Ocho apellidos catalanes. Aquí van algunas colleras. Ocho apellidos de futbolistas: Ramallets, Sadurní, Rifé, Fusté, Martí Filosía, Rexach, Busquets, Piqué. Ocho apellidos de cantantes: Ovidi Montllor, Lluis Llach, Pi de la Serra, Raimon, Serrat, Peret, Nuria Feliu, Marina Rosell. Ocho apellidos de escritores: Terenci Moix, Quim Monzó, Jaume Cabré, Carme Riera, Ginferrer, Castellet, Espriu, Ignasi Agustí. Ocho apellidos de políticos: Raventós, Tarradellas, Maragall, Forcadell, Trías Fargas, Lluch, Sole-Tura, Jordi Pujol.

El 14 de abril de 1977, primer aniversario de la República después de la legalización de los partidos políticos, Jordi Pujol pronunció una conferencia en el Colegio de Médicos de Sevilla, invitado por la revista Tierras del Sur que dirigía el cura Javierre, con el título de Solidaridad entre los pueblos de España: Cataluña y Andalucía. ¿Qué fue de todo aquello? Tarradellas todavía estaba en el exilio: regresó el 27 de junio de ese año, dos días después de que el Betis ganara la primera Copa del Rey a once apellidos vascos. Manuel Valls tenía catorce años y Artur Mas estaba en la sub 21 de la política.

Lo verde empieza otra vez en los Pirineos, desde Cádiz a París, desde Picasso a Dalí. La alianza de las civilizaciones comenzaba en los fanfarrones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios