Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Ni la Feria amortiguó el maremoto

CUANDO la Feria inicie su postrera cuenta atrás y esté preparada toda la pirotecnia para su punto final puede que se hayan aclarado muy mucho las cosas en torno a quién será campeón de Liga. Partiendo de la premisa de que hoy sólo el Atleti puede campeonar, sin duda nos encontramos ante un domingo interesantísimo por arriba y también en esa lucha desesperada por eludir lo que el Betis logró tiempo ha, el despeñamiento al averno.

Pero insistiendo en eso de que la Feria amortigua todos los ruidos que no van con ella se ha producido uno que no ha encontrado ningún tipo de sordina. Es el implacable auto que Mercedes Alaya ha dictado sobre lo que se dio en llamar saqueo del Real Betis Balompié. Como hubo saqueo de Marbella y de tantas cajas más, el auto no puede ser más determinante sobre las circunstancias que llevaron al sevillanísimo Real Betis Balompié a las puertas del deceso inevitable.

Por supuesto que el auto de la instructora es recurrible y que los imputados son sólo eso, imputados. No obstante, el río tiene piedras según se desprende del ruido que dejan sus aguas. Como tantas veces atrás, los viernes de Mercedes Alaya incluyó en nómina también al viernes de Feria. Y según parece, las cautelares, visto lo visto, no tienen viso de ser levantadas a corto plazo, ¿verdad? Y si en semanas es declarado culposo el concurso la cosa se pinta de blanco y en botella.

La noticia ha sido de una repercusión tremenda y ni siquiera ese cortafuegos de la actualidad que es la Feria para todo lo que no la concierne ha evitado su propalación. Pero, claro, lo que no merece el bético es que una noticia que sirve para alejar del club a los no adecuados no esté acompañada por una situación más bonancible. Lo que daría el bético por que la constatación de todo lo que llevó al glorioso 15-J tuviera el acompañamiento de una gestión mínimamente aceptable...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios