Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Fichando bien da igual vender

El anuncio de ventas que hace Del Nido si no hay Champions es algo que no debe inquietar al sevillista

IMPOSIBLE resulta que una gran empresa como debe ser un club de fútbol en la Primera División española pueda funcionar sin dinero; o sin el dinero suficiente para competir en un mundo de tan alta competitividad. Me lo decía días atrás en el tiempo muerto de uno de tantos aeropuertos José María del Nido y lo ha vuelto a decir en negro sobre blanco hace un par de días. "Si no nos metemos en la Champions habrá que hacer caja vendiendo algún activo". Y ya se sabe que un activo en un club de fútbol es un futbolista con pretendientes. Afortunadamente para el Sevilla, su plantel está plagado de futbolistas con pretendientes a manojitos.

Es más, la gloria que alcanzó el Sevilla se debió en gran parte a esa forma de rentabilizar sus activos. Primero se vendió a Reyes para hacer realidad aquella frase del presidente de que la deuda era calderilla. A partir de una economía saneada gracias, sobre todo, a la venta al Arsenal de la estrella utrerana, todo tiempo mejor fue posible. Se criticó de forma exacerbada aquel traspaso en plena temporada y, además, en vísperas de una eliminatoria copera con el Atlético de Madrid. Ahí, con la venta del joven ídolo, se pusieron los cimientos económicos con los que sostener el castillo estructural que convertiría a un club abrumado en una sociedad pujante.

Más tarde se atiborraron las arcas con Julio Baptista y Sergio Ramos como antesala de eso que tantas veces prometía Del Nido, que lo mejor estaba por venir. Y lo mejor llegó con creces, y la sala de trofeos se llenó de conquistas. Ahora, cuando la temporada no está resultando como las dos anteriores, el presidente ha vuelto a dictar la pauta a seguir. En el caso de que no haya repetición en la Champions hay que desprenderse de algún activo. Y como el Sevilla supo comprar barato antes de que las exigencias obligasen a fichar gente cotizada, pues Del Nido anuncia que habrá que volver a aquellas formas de vivir. Y es que sin dinero resulta complicado subsistir.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios