yo invito

josé María Morillo

Fideos con caballas impostoras para Falsarius Chef

AL chef de las imposturas, no lo vamos a engañar. Para qué. Pero sí le queremos hacer un homenaje público de reconocimiento a Falsarius Chef por esa inefable ayuda que ofrece a los negados de la cocina, haciendo que dos o tres latas luzcan como si fueran hechas por el mejor cocinero Michelín. Todo es cuestión de vista y presentación. Falsarius es un genio del aprovechamiento de latas y botes, de rentabilizar con arte casi picaresco los buenos productos en conserva.

Pues vamos a hacer unos gaditanos fideos con caballa, inspirados en Falsarius, para invitarle en una terraza playera de El Puerto, donde vive.

En una sartén con aceite de oliva virgen extra de Olvera, ponemos unos ajos de los que ya venden pelados y fileteados, añadimos una lata de sofrito de verduras y cuando esté hecho y la verdura esté mas tierna que una pareja viendo el atardecer en Isla Cristina, se incorpora una copa de brandy Magno de bodegas Osborne, se deja 5 minutos al fuego y se pasa el conjunto por la batidora, al ritmo de un cha-cha-chá. Ponemos el sofrito en una cacerola y le incorporamos con diligencia un cartón de caldo de pescado, añadiéndole a la mezcla sal de las salinas de San Fernando -un ratito a pie y otro andando-, hierbabuena y laurel, así como unas patatas peladas y troceadas, ojo, previamente sacadas de su bolsa. Al poco le incorporamos los fideos que arderán al fuego del infierno el tiempo que indique el fabricante, dependiendo del grosor, pero sobre los diez minutos. Aprovechamos para abrir una lata mediana de filetes de caballa de Tarifa en aceite que escurriremos muy bien sin cortarnos, e incorporaremos al guiso apenas 3 minutos antes de que los fideos estén al punto. Et voilá, tradición en conserva. Servimos estos fideos con caballas en plato profundo, como hondo es nuestro rendido afecto por Nacho Cuñat.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios