Carlos Navarro ANTOLÍN

'Fley power'

MONTESEIRÍN repartió. Zoido concentra. El anterior gobierno tenía asignado un concejal para la AIE y Emasesa (Juan Antonio Martínez Troncoso), otro para Tussam (Francisco Fernández), otro para Lipasam (Alfonso Mir), otro para Emvisesa (Manuel Rey) y otro para la empresa de la televisión local (Maribel Montaño). Pero ahora toca la era del Fley power. La independiente se ha ganado ya la vitola de número dos del gobierno. Mujer fuerte en vez de tanto hombre fuerte. Nadie atesora tantas competencias como ella (incluso las del más allá, porque se ha llevado hasta el cementerio) ni tiene tantos directores generales a su cargo. Dicen que Zoido ve por sus ojos en muchas materias. Fley tiene ahora el reto de articular en la práctica todo el poder que detenta sobre el papel. Grandes apuestas han quedado diluidas con el paso del tiempo. No pocos llamados a ser figuras fuertes han acabado como la gaseosa.

Del primer reparto de las siete áreas de poder (dado a conocer apresuradamente el sábado posterior a las elecciones) no se pudo deducir la aparición de un número dos, sobre todo porque alguien borró del programa electoral pepero la Delegación de Presidencia. Ahora, cuando ya se incluyen las empresas (entre ellas Emasesa, la joya de la corona), se colige que esta mujer no habrá de quitarle protagonismo mediático a Zoido -seguro que no- pero tendrá un papel parecido al de una vicealcaldesa en zona umbría.

Como las erratas las carga el diablo, ayer apareció en cierto escrito el nombramiento de director general del Régimen Anterior. Con tanto cambio tranquilo y tanta oposición leal, todo apuntaba a un cargo de nueva creación, una suerte de albacea de los doce años de Monteseirín. Efímera fue la ilusión. El pasado tiene forma de seta cara. Y el futuro es la era del Fley power.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios