Un poco de lluvia y el sol apretando traen consigo que las plantas herbáceas crucíferas comiencen a florecer en los sitios mas inverosímiles. Éstos de la imagen son los conocidos jaramagos que, con su flor amarilla en espiga, adornan los lugares más increíbles de la ciudad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios