Crónica Personal

Pilar / cernuda

Franceses de España

SON franceses nacidos en España y cuentan con doble nacionalidad. Anne Hidalgo es la primera mujer que logra ser alcalde de París, y Manuel Valls, designado ayer por Hollande como jefe de Gobierno; y eso que la cartera de Interior suele acumular antipatías porque a nadie gusta que se le imponga disciplina, autoridad y medidas que coartan la libertad cuando se trata de incrementar controles para detectar a los maleantes.

Dos socialistas franceses, pertenecientes al círculo más próximo a Hollande, ganan terreno al mismo tiempo que el presidente francés se hunde personal y políticamente. Ni gusta cómo enfoca su vida personal a pesar de que es el jefe del Estado de un país que ha demostrado manga ancha para todo y respeta la privacidad de sus gobernantes, ni gusta que sus políticas económicas y sociales hayan colocado a Francia en una situación de deterioro respecto a los años previos a su presidencia. En ese escenario se han celebrado unas elecciones municipales que han puesto contra las cuerdas a un Hollande que ha recibido un varapalo que puede ser mortal para su carrera, pero se salvan de la quema dos españoles afrancesados, o dos franceses españolizados, Hidalgo y Valls, que mantienen sus vínculos con su país de nacimiento y no pierden la ocasión de viajar a España para encontrarse con sus familiares.

Hidalgo podrá marcar distancias con Hollande una vez que tome posesión de su despacho en el ayuntamiento de París; el alcalde o la alcaldesa de París cuenta con suficiente presupuesto y libertad de actuación como para imponer su criterio y poner en marcha las medidas que considere convenientes para potenciar lo que los franceses consideran "la ciudad más bella del mundo"; si ve que el presidente sigue en picado, en caída imparable, parece lógico que marque distancias a la espera de que el PSF elija un nuevo dirigente más solvente y con posibilidad de enfrentarse con cierta garantía de éxito a la UMP o el propio Frente Nacional, donde Marine Le Pen ha logrado un triunfo indiscutible en las municipales. ¿Será Valls ese hombre, el sucesor de Hollande cuando llegue el momento de celebrar primarias en el PSF? Podría serlo, pero es pronto para adelantar acontecimientos.

De momento, lo único real y tangible, es que se comienza a ver cómo algunos hijos de exiliados y emigrantes colocan el nombre de España en lo más alto den sus países de adopción.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios