En abierto

Francisco José Ortega

Fútbol es fútbol

JAMÁS una frase tan pueril resumió tan fielmente la grandeza de un deporte. Fútbol es fútbol, dijo en su día el aparentemente majareta Vujadin Boskov cuando estaba en la cresta de la ola, léase entrenando al Real Madrid, para explicar una situación imposible de ser entendida. Desde entonces ha pasado mucho tiempo, pero estas charlas para alumnos de INEF y Periodismo devuelven al primer plano una reflexión tan carente de sustancia en la apariencia y tan ajustada a la realidad en el fondo.

Con Manolo Jiménez siempre observado con lupa, Joaquín Caparrós impartiendo lecciones de sentido común y Lucas Alcaraz completando cartel, la reflexión viene a cuento por el protagonismo en el curso de Francisco Chaparro y Gregorio Manzano. Si se le dice a alguien en el minuto 68 del partido que el Mallorca y el Betis disputaron en Son Moix hace algunos meses que el primero llegaría a este día como un desempleado más del balompié y el segundo poco más o menos como héroe, podía haber sido tildado como un loco, como un iluminado que sólo quiere epatar.

En ese minuto 68, el Betis vencía por 0-3 con una superioridad que simplemente rozaba el insulto hacia el rival. Tanto es así que el portugués Nunes, central de los mallorquines, les pedía a los suyos que se parapetaran atrás para no encajar más goles y no sufrir una humillación histórica. Pero el aire viró con fuerza, Chaparro tal vez no reaccionara a tiempo con algún cambio y por ahí comenzó a cavarse su fosa como máximo responsable del equipo de sus sueños. Y el trianero tiene ahora todas las tardes del mundo para buscarle explicaciones a lo que, probablemente, no las tiene, mientras Manzano saca pecho y hasta es noticia lo que costaría sacarlo del Mallorca. Fútbol es fútbol, alabado sea Vujadin.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios