BREIKIN NIUS

Ignacio Gago /

Gabinetes afónicos

EXISTE una parte de la televisión que no se ve sino que se lee. Y no es un acertijo. Son estas páginas a las que ahora echa un vistazo dedicadas al mundo de la pequeña pantalla, siempre en el furgón de cola de los periódicos. Confeccionarlas sin la ayuda de los gabinetes de prensa de las cadenas y canales es posible pero, créame, más vale contar con ellos remando a favor.

Salvo rarísimas excepciones, los gabinetes de las cadenas viven pegados por y para defender el día a día de la cadena y su parrilla. El de Antena 3, por ejemplo, no se cortó y solicitó a una institución audiovisual un dossier sobre su propia historia cuando fue comprada por el Grupo Planeta ya que, por lo visto, no disponía de esa información en sus archivos. En Telecinco, es ya un clásico, nunca se facilitan fotos de las Mamachichos. De las dos privadas por antonomasia es el gabinete de Antena 3 el que mejor atiende a los periodistas del sector. El de Telecinco/Cuatro destaca, especialmente, por sus formas abruptas en el trato al informador que osa criticar a la cadena que dirige Vasile con puño de hierro en guante de acero. También por ejercer como una engrasada máquina de reñir a las secciones de TV por ese titular o aquel adjetivo que consideran, mínimamente, contrario a sus intereses.

El departamento de Comunicación de TVE estuvo considerado durante años por los periodistas del ramo como el ejemplo a seguir, el mejor sin discusión. Un título honorífico que dejó coincidiendo con su sangrante ERE. Ahora, con el periodismo atacado aún más por la inmediatez que provoca Internet, TVE trata a los diarios y portales como revistas mensuales: si pides algo medianamente difícil te lo dan para dentro de una semana. Y eso con suerte. Su testigo como gabinete de prensa más eficiente lo ha cogido La Sexta y, entre las autonómicas, TV3. Canal Sur TV juega en la misma división y logra un notable en su respuesta a los profesionales de la información televisiva. Eso sí, es vox populi que en ese departamento el curro recae sobre unos cuantos hombros.

Y pista para el artista invitado: la Forta, colectivo que agrupa a las autonómicas. Su invisible gabinete lleva al menos 10 años difundiendo exactamente la misma nota de prensa, esa en la que sólo cambia la fecha, el nombre y el cargo del presidente rotatorio. A pesar de que los canales de la Forta son el doble que entonces y que en la última década su audiencia se ha desfondado casi un 40%, cada seis meses se "felicita" "por unanimidad" al presidente saliente "por su gestión" caracterizada "por la entrega y capacidad". No tienen abuela, ni gabinete.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios