PASA LA VIDA

Juan Luis / Pavón / Jlpavon@ Diariodesevilla.es

Gadafi, Aznar, Ford y el SOC

QUÉ contraste entre la Sevilla interclasista que estaba ayer de compras, tras hacer la digestión de la parranda con los compañeros de trabajo, y la Sevilla escenario de radicalismos e hipocresías políticas, con Gadafi por un lado invitando a cenar tanto a Aznar como a González, y por otro la Comunidad Islámica de Malik Ruiz y el SOC de Cañamero dejándose querer para ser recibidos por el dictador libio. Es una gran verdad que la política hace extraños compañeros de cama, incluso si son las camas de la hermosa Hacienda la Boticaria. Me alegro por su propietario, José Antonio Sáenz, la ocupación por parte de Gadafi y su séquito del hotel le otorga una repercusión mediática que le viene muy bien. En La Boticaria se han celebrado presentaciones internacionales de Peugeot y Toyota, convenciones de directivos de Chanel, L'Oréal, Sony, Pfizer, Clarins y otras multinacionales, pero lo que va a popularizar su nombre en España como hotel-hacienda de cinco estrellas es la estancia de Gadafi con jaima y sacrificio de cordero incluidos. Si el marxismo de Groucho resucitara, el remake de El hotel de los líos tendría, oliendo a cordero a la brasa, sería un barullo en el que acabaría cenando Aznar con Malik Ruiz, Gadafi con la presidenta de Bermejales 2000, Concepción Rivas, y Cañamero con los directivos de Ford , paradigma del capitalismo, que ocupan las restantes habitaciones de La Boticaria.

Así son los intereses creados. Los extremos se unen cuando de por medio hay dinero y poder. Y, a la vez, la Faes de Aznar seguirá propugnando la tesis del conflicto de civilizaciones entre la Cristiandad y el Islam, Sánchez Gordillo encabeza la lista de IU por Sevilla al Parlamento andaluz, en lo que parece un retorno a las cavernas ideológicas, y quienes se arrogan con dinero extranjero el liderazgo de los musulmanes españoles miran más hacia los tiranos árabes que hacia la Constitución que les garantiza vivir en España muchísimo mejor que en Libia. Ya va siendo hora de que defiendan la democracia tanto como la democracia les defiende a ellos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios