Crónica Personal

Pilar / cernuda

Garzón cabalga de nuevo

NO se resigna al segundo plano, no se siente cómodo en su piel al no formar parte del elenco que provoca constantes titulares; no le gusta que digan "ex juez", aunque existe una resolución en firme por la que le han inhabilitado antiguos compañeros que le han condenado por prevaricación. Invitado a sumarse a una carta dirigida a la Conferencia del PSOE que se celebra el próximo fin de semana, Garzón no ha dudado en ocupar su natural espacio en el candelero, y la ha firmado junto a una serie de personalidades de Izquierda Unida, o cercanas a esta formación, para ofrecerse a los socialistas a colaborar con ellos y ayudar a frenar a la derecha.

Rubalcaba no ha dudado ni un instante en agradecer el gesto, y ahora habrá que ver, en la Conferencia que organiza Ramón Jáuregui, en qué se traduce exactamente la colaboración que pretenden los firmantes de esa carta. Pero de antemano podemos advertir ya que hay personas destacadas del PSOE a los que se les ha erizado la piel en cuanto han escuchado que Garzón pretende cooperar con el partido para derrotar al PP. Aunque habría que matizar que se trata de personas con más pasado que presente y futuro, de la quinta de Rubalcaba aunque se sienten bastante alejados del actual secretario general, y no es sólo un problema entre históricos y jóvenes, sino que también entre los miembros de la generación que sustituye a la de Felipe González se advierte una desazón que no se sabe bien a dónde puede conducir.

Garzón ya formó parte del equipo del PSOE, aunque no de su militancia, años atrás. Exigió el número dos de la lista madrileña y Felipe González se lo dio aunque era de siempre el lugar de Javier Solana. Quiso ser ministro pero Felipe le dejó en secretario de Estado, y cuando de nuevo exigió ser ministro y le dijeron que no, se fue del partido e inmediatamente después emprendió una persecución contra la gente de Interior que había trabajado con Felipe González. A punto estuvo de tumbar el gobierno. Y desde luego le hizo un roto monumental, porque sacó al aire toda la podredumbre de las cloacas en las que se mueven todos los partidos y todos los gobiernos. Y lo hizo aprovechando la información obtenida en su poco más de un año de trabajo en el gobierno.

¿Y pretende ahora acercarse nuevamente al PSOE para derrotar al PP? Se entiende que este domingo, al conocer la noticia, un ex ministro de Felipe González comentara a esta periodista: " Parece que Alfredo no tiene más objetivo que buscar motivos que nos obliguen a pedir la baja de militancia".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios