PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Generación de pasajeros

LA necesaria mejora del transporte público en la corona metropolitana de Sevilla por la extensión de la vida urbana, choca con los hábitos de la mayor parte de la población, a la que le importa un comino la red de autobuses porque el coche es la extensión de su mente de día y de noche, en jornadas laborales o festivas. Es lo que tiene favorecer el desarrollo dependiente del vehículo privado, se generan unas costumbres tan arraigadas que permanecen incólumes a los tardíos y endebles intentos de articular un sistema que permita la movilidad de un municipio a otro sin depender del coche.

El transporte público es factor esencial de la cohesión y competitividad de los países ricos de Europa, pese a tener más dinero para comprarse casas y coches de mayor fuste. En Espartinas, Tomares o Almensilla, sus habitantes autóctonos o procedentes de la capital no van a cambiar sus hábitos porque lo digan quienes viven a lomos de coche oficial.

Las generaciones de madrileños de Coslada, Móstoles o Alcalá de Henares que, desde chavales, pueden hacer cualquier actividad estudiantil, laboral o lúdica moviéndose en transporte público (sobre todo ferroviario, suma de Metro y Cercanías), tienen incardinado ese factor en su mentalidad y ya es indisociable a sus vidas, aunque además tengan coche. Supone educar la impaciencia, organizarse con los horarios para aminorar las esperas. Conlleva compartir un espacio y un tiempo como pasajeros. Y hay mucha gente que sigue considerando a los usuarios como ciudadanos de segunda, los pobres del tráfico con los que mejor no juntarse para marcar diferencias sociales.

Mientras el coche sea sinónimo de estatus, no lo van a dejar aparcado muchos sevillanos aunque le pongan al lado de su casa una parada de autobús refrigerado y hasta tuneado. La inversión en transporte tiene que ir acompañada de inversión educativa para desatascar los prejuicios.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios