editorial

Un Gobierno muy de Rajoy

EL sexto presidente de la democracia española, Mariano Rajoy, ha sido el primero en conseguir que la composición de su Gobierno no se haya filtrado a la opinión pública antes de que él lo diera a conocer. Como un símbolo de la discreción y el hermetismo que se le atribuyen, Rajoy tomó posesión ante el Rey durante la mañana de ayer, jurando ante la Biblia y la Constitución, y ningún nombre se supo hasta que le fue comunicado al Monarca y, a continuación, anunciado por el presidente. Mariano Rajoy ha elegido un Ejecutivo de trece ministros, dos menos que el último de Zapatero y deliberadamente ajeno al criterio de paridad de género que el ex presidente practicó (en total, contándolo a él, el Gabinete tiene diez hombres y cuatro mujeres), caracterizado por la solvencia y la cualificación técnica y política de sus integrantes. El elemento más destacado del primer Gobierno Rajoy es la designación de una número dos indiscutible, su estrecha colaboradora Soraya Sáenz de Santamaría, por la que apostó hace cuatro años haciéndola portavoz parlamentaria y ahora la nombra vicepresidenta única, ministra de Presidencia y portavoz: la responsable de la coordinación del Gabinete y su voz más autorizada ante los ciudadanos. Los decisivos asuntos económicos los reparte entre Cristóbal Montoro, como ministro de Hacienda, y Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, curiosamente los responsables del programa económico del PP en 2011 y 2004. En el resto de los departamentos destacan por su amplia trayectoria política el titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el de Agricultura, Miguel Arias Cañete. Con las elecciones autonómicas en el horizonte inmediato, Rajoy ha designado hasta tres ministros andaluces: los citados Montoro -nacido en Jaén, encabezó la lista al Congreso por Sevilla-, Arias Cañete y la onubense Fátima Báñez, encargada de la cartera de Trabajo. Un Gobierno muy de Rajoy, de alto nivel profesional, formado por militantes que le han acompañado en su larga, y dificultosa, marcha hacia la Moncloa, y un independiente de prestigio, José Ignacio Wert. Les espera una tarea ardua y complicada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios