PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Google y la doble fila

EL Gran Hermano habita entre nosotros. Google, que monopoliza en España el negocio de búsqueda en internet, fotografía todas las calles de Sevilla para convertirlas en desarrollo de su negocio: localización en la red de pequeñas y medianas empresas. Sus páginas no son amarillas sino del color del dinero. Su coche ponefotos funciona mucho mejor que el ponemultas municipal. Cotiza en el Nasdaq. El nuestro maniobra en el congreso provincial del PSOE.

Quien no está muy ducho en el espacio internauta ha sentido temor por la imagen que podría dar Google de Sevilla, a tenor de su inmenso banco de imágenes, así como la posible exhibición de los transeúntes que casualmente pasaran por la calle mientras el citado vehículo disparaba sin cesar su cámara. Miedos fuera. A Google no le interesa el chauvinismo. Y comparen las fachadas en los barrios de Sevilla con las de los distritos de cualquier ciudad de Alemania, Holanda, Francia o Suecia. Salimos perdiendo. Además, Google no quiere dominar el mundo convirtiéndonos en El show de Truman. Le basta con ser decisivo en internet para que cualquier negocio sobreviva.

La baza que Sevilla debe proponerle es una aplicación que detecte la doble fila. A los programadores de Google no se les ha ocurrido. Lógico, es una compañía fundada en California. Si Larry Page y Sergey Brin hubieran nacido en Sánchez Arjona, Reina Mercedes o Amador de los Ríos, llevarían en vena esa circunstancia, idiosincrasia hispalense mayor que la espumosa. Cuántas dificultades habrá tenido el coche para hacer bien las fotos mientras zigzagueaba en el laberinto de dobles filas. No lo mandaron a Viapol para luchar contra los elementos.

Mientras Sevilla sigue sufriendo tanta falta de transportes públicos y aparcamientos, hay ciudadanos con síndrome de noria, de vueltas que dan para dejar el coche en superficie, que sueñan con un Google Maps ultramoderno e instalado en los coches, que detecte dónde se queda libre una plaza.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios