editorial

Griñán y la crisis del PSOE

CABEN pocas dudas de que el Partido Socialista todavía está purgando su responsabilidad en la crisis y la insolvencia de la etapa de Zapatero en el Gobierno. Se ha confirmado en el desastre que ha supuesto para el PSOE la doble jornada electoral del domingo, saldada con derrotas sin paliativos en el País Vasco y en Galicia, perdiendo el Gobierno en el primer caso y arrollado en tierra gallega por el PP, que no ha visto reflejado en las urnas el desgaste de una política económica marcada por la austeridad y el ajuste duro. Mientras el secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, rehuía su valoración pública de los resultados electorales y no comparecerá hasta el próximo lunes, crecen las voces representativas del partido que exigen una reflexión profunda sobre lo acontecido, de López Aguilar a Eduardo Madina, pasando por la propia vicesecretaria general, Elena Valenciano, copartícipe al máximo nivel de la dirección salida del último congreso. También José Antonio Griñán, secretario general del PSOE andaluz y único barón socialista de referencia, aparte del presidente asturiano, ha formalizado su malestar con la gestión de la Ejecutiva federal que dirige Rubalcaba, en la que él mismo ocupa la presidencia. En los últimos meses, Griñán, que había apostado en el congreso de Sevilla por el liderazgo de Carme Chacón, no ha dejado de mantener contactos con otros líderes socialistas igualmente preocupados por la debilidad de la dirección del PSOE. No existe por ahora una operación planificada para sustituir a Rubalcaba ni un candidato a encabezarla, pero es evidente que el partido se halla en un estado avanzado de desconcierto y que el deseo de cambio empieza a ser generalizado. En este contexto, lo que está claro es que Griñán ha decidido hacer oír su voz y participar decisivamente en la configuración de una estrategia socialista distinta a la que viene encarnando el actual secretario general, especialmente con la mirada puesta en la candidatura al Gobierno en las próximas elecciones generales.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios