Las dos orillas

José Joaquín León

Griñán, un desconocido

SUS enemigos políticos, de fuera y de dentro, dicen que el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, es poco conocido y que eso es un hándicap para unas elecciones. Sus partidarios argumentan lo mismo para solicitar con urgencia un congreso que acabe con la bicefalia y que facilite más conocimiento de Griñán, al dejarlo como cabeza única de la Junta y el PSOE de Andalucía, que para muchos ciudadanos es lo mismo. Y en estos tiempos de crisis es un derroche tener a dos para lo que puede hacer uno solo.

La incógnita es si un congreso que acabe con la bicefalia, y deje a Griñán como cabeza única de la Junta y el PSOE de Andalucía, lo haría más conocido. A fin de encuestas, la única diferencia sería que Griñán asumiría el cargo de secretario general de los socialistas andaluces. ¿Cuántos sabrían decir quién es el secretario general del PSOE-A? No creo que acertaran muchos en este pasapalabra. A lo mejor, acertaban más si les damos una pista: es un hombre con tan buena cabeza que no admitía la bicefalia. ¿Para qué iba a tener otra cabeza, si la suya valía por tres?

No existen datos estadísticos de última hora sobre cuántos andaluces conocen el nombre del secretario general del PSOE de Andalucía. Pero sí se sabe, según la encuesta del IESA, que apenas el 28,7% de los ciudadanos consultados (¿a quién le preguntaron?, esa es otra pregunta) supieron decir a bote pronto que Griñán es el presidente de la Junta, pese a que tomó posesión en abril del año pasado. Peor todavía: un 29% no lo acertó, y un 42,2% no sabía o no contestaba, que es una forma de no equivocarse. Se equivocó además un 16,8% de los encuestados, que citaron a Manuel Chaves como presidente de la Junta de Andalucía.

Estos datos, a mi modo de ver, no son malos para Griñán, sino espantosos para los andaluces. ¿De dónde salen las criaturitas encuestadas, que en ocho meses no se enteran del nombre de su presidente? Los del 71,3% de encuestados que no citaron a Griñán como presidente, ¿es que no leen un diario, es que no conectan ni una emisora de radio, es que sólo ven Se llama copla en Canal Sur? Pues entonces, además de llevar a Griñán a Se llama copla para que salude a la afición, o entrevistarlo en la final del Carnaval de Cádiz en horario de máxima audiencia, hay que poner un cero patatero al 71,3% de los encuestados por IESA. ¿La Segunda Modernización era eso? ¿No conocer a Griñán después de ocho meses?

Sólo se me ocurre una eximente para tanta vergüenza ajena. Como tantísimos andaluces pensaban que Chaves sería presidente para toda la vida, se despreocuparon por completo de este asunto; muchos están parados, pero hay menos preparados, y viven en la estratosfera, que diría Alfonso Guerra.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios