El medio centro

Carlos Izquierdo

Guardiola, uno más

El responsable del revolcón del Barça es un hombre que supo atemperar el vestuario e imponer el sentido común

GANÓ el Barcelona la Liga. Se esperaba, por supuesto, se deseaba, por lo que ha demostrado a lo largo del año, y el fútbol lo agradecerá en el futuro. Ganó el Barcelona la Liga, sumó en una semana su segundo título del año, junto a la Copa del Rey, y aún aguarda conseguir la triple corona en semana y media en la gran final de Champions League de Roma. Todo un revolcón el de este Barça que hace apenas un año se descomponía en luchas intestinas, votos de censura y demás zarandajas.

La razón de este revolcón tiene sólo un nombre: Josep Guardiola. El actual técnico azulgrana representa todo lo que es este club. Es carne de La Masía, fue el faro canterano de un equipo de ensueño, tuvo que irse después de un Barça descompuesto, intentó volver como director deportivo en una candidatura que no salió elegida en unas elecciones y se largó hasta regresar de la mano de un Laporta con el agua al cuello para hacerse cargo del equipo tras un breve paso por el filial.

Guardiola es el Barça e, independientemente del maravilloso juego demostrado por su equipo, la gran virtud del entrenador campeón ha sido atender a las raíces y saber imponer el sentido común. Extirpó sin anestesia los males que afectaban al vestuario azulgrana, devolvió al equipo el gusto por el juego de la mano de los que lo habían mamado desde niños, reconvino a las vedettes que se exhibían por la ciudad, impuso un régimen profesional desde el primero hasta el último componente de la plantilla, viajó el mismo día de los partidos importantes para no alterar la tranquilidad de los jugadores, premió a la cantera y puso a cada uno en su sitio independientemente de su nombre, condición o ficha. Todo por el bien del colectivo y seguro de que los éxitos llegarían, como así ha sido. Poco o nada cuesta ser uno más, que cantaba el gran Antonio Vega.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios